diumenge, 1 de març de 2009

CARACTERÍSTICAS FLORA ISLAS GRIEGAS


No hemos de olvidarnos que el terreno de las islas griegas varia considerablemente en altura desde el nivel del mar hasta las montañas Blancas, a 2450 metros de altitud, en Creta. La flora en consecuencia, varía desde las semi-tropical a la alpina.
La flora y la fauna del continente de Grecia i de las islas se encuentran sobretodo en la cuenca mediterránea, debido al clima.
Las islas de Corfú y Zante se convirtieron en una de las más importantes en cuanto a la plantación de oliveras. La razón fue debido a que durante la larga ocupación de Venecia (1386-1797), los campesinos fueron animados por parte de las autoridades a plantar oliveras y así poder pagar las tasas en especies, en este caso en aceite de oliva. La variedad más cultivada era la “Lianolia” (Olea europea craniomorpha), la cual producía una oliva negra pequeña pero muy rica en aceite. Los árboles de Corfú no fueron nunca talados ni podados y muchos llegaron a alcanzar unas medidas extraordinarias.
La cosecha es más importante año tras año y es muy damnificada por una pequeña mosca (Dacus oleae) donde la larva ataca a las oliveras pequeñas y causa su muerte.
En Cefalonia, el monte Ainos (1628m) es famoso por sus bosques de abetos griegos ( Abies cephalonica loudon). Chios tiene un numero abundante de terebinto (Pistacia terebinthus), del cual se extrae el material para la elaboración de la goma de mascar.
Uno de los árboles más comunes de las islas, es el Ciprés mediterráneo (Cupressus sempervirens) el cual se pueden observar dos variedades distintas.
El pino blanco (Pinus halepensis) es también muy abundante. Frecuentemente es atacado por la procesionaria, la larva de la polilla ( Thaumetopoea pityocampa). En Creta y el sud-este de las islas del Dodecaneso, el pino blanco está siendo remplazado por el Pins brutia, una especie parecida al pinus halepensis pero se diferencia en el ancho y alto del tronco y las ramas.
Otros árboles importantes en las islas son el Chopo blanco (Populas alba), el olmo (Ulmus campestris) y el plátano de oriente (Platanus orientalis).
Un árbol muy simbólico de las islas es el llamado “Árbol del Paraíso” (Ailanthus altissima). No es autóctono de Europa, en 1751, los franceses lo importaron desde el norte de China como un árbol de jardín y fue perfectamente introducido en toda la costa mediterránea. Crece rápido y sus semillas se esparcen fácilmente con la ayuda del viento. A los campesinos no les gusta este árbol, ya que frecuentemente las semillas invaden sus tierras y viñedos y lo apodan con el nombre de “Vromodendro” (árbol apestoso) debido al olor desagradable de sus flores.
En la época clásica, Corfú y Epirus, eran famosas por sus robledales, pero actualmente es muy difícil encontrarlos.
En la mayoría de islas, los naranjos, los limoneros, los almendros……y otros árboles fruteros, juntamente con viñedos, eran cultivados.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Seguidores