diumenge, 1 de març de 2009

HIDROGRAFÍA

Grecia tiene una geomorfología peculiar, debido a un intenso relieve, una gran superficie costera y un conjunto importante de pequeñas cuencas. Todos estos factores comportan al desarrollo de diversos planes de gestión para gestionar el agua.

En el año 2000 la directiva del parlamento europeo, llevó a cabo una nueva legislación para un mejor desarrollo sostenible de la gestión de los recursos hídricos sobre la base de la zona de drenaje. La implantación de la nueva normativa, especialmente en el norte de Grecia, comportó serias dificultades debido a la situación transfronteriza.

Entre otros, uno de los más importantes problemas destacables en relación con el estado de los recursos hídricos es la dificultad y la deficiencia en la sistemática y fiabilidad del registro y evaluación de los sistemas artificiales del agua y también una deficiencia en las mediciones hidrológicas, meteorológicas, hidrogeológicas y los parámetros cualitativos.

También destacar la deficiencia en el registro de los actuales usos del agua y en la medición de la cantidad de agua que se consume en cada uso, la dificultad en la coordinación de las autoridades nacionales y en un nivel periférico……

Para evitar este tipo de problemas decidieron poner una serie de normativas y unos criterios comunes para un mejor uso de los recursos hídricos.

El excedente de los recursos hídricos en las regiones occidentales del país tendrá que utilizarse para el cumplimiento de las necesidades en las regiones del este.

Los recursos hídricos transfronterizos han de ser controlados por una única autoridad.

Todas las islas que constituyen pequeñas unidades hidrológicas independientes, deben ser también gestionadas por una sola autoridad.

Más concretamente, el gran potencial hídrico en el oeste de las regiones que quedan inutilizadas, deben de integrarse en un plan de gestión común para la explotación racional de las necesidades del territorio del este, donde los recursos naturales no son suficientes para cubrir la demanda que año tras año va aumentando. Los recursos hídricos obtenido de las aguas fronterizas, según el plan de la Directiva, requiere un tratamiento especial para la implantación para que su uso dentro de las fronteras nacionales sea el adecuado.

La colaboración entre los países involucrados es necesaria, la creación de acuerdos complementarios y la renovación de las ya existentes




Fuente: http://ndbhmi.chi.civil.ntua.gr/en/about/general.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Seguidores